La verdadera función de un equipo scrum es crear equipos excepcionales, que hagan las cosas más rápido y más grande. Sus tres principales características son trascendentes, autónomos y multidisciplinares.