Los 3 estilos de liderazgo en la historia han evolucionado de centrarse en los QUÉ (las competencias y rasgos de un líder), los CÓMO (los comportamientos) a los POR QUÉs (la mentalidad).